Productos menstruales reutilizables 101

Salud

Productos menstruales reutilizables 101

 

El pasado 21 de Junio tuvimos un conversatorio con Cristina Bernal y las chicas de la marca Foemi. El principal objetivo de esta charla es brindar información que quite el tabú asociado a la conversación de la menstruación y todo lo que conlleva. Viviendo en una sociedad latinoamericana predominantemente machista, es fácil avergonzarse al hablar del tema y menos cuando hay hombres presentes. Este es un tema que todos deberíamos conocer, para que un padre pueda hablarlo libremente con su hija y aconsejarla y para que las mujeres podamos tomar mejores decisiones en cuanto a los métodos que utilizamos para lidiar con la menstruación.

 

Cristina Bernal ha investigado muchísimo este tema y nos deja con algunos de los puntos más importantes del taller así como recursos de grupos y páginas a las que podemos recurrir para más información.

 

¿Qué es el ciclo menstrual?

El ciclo menstrual tiene 4 fases, la menstruación, la fase folicular, fase ovulatoria y fase lútea.

Un ciclo natural saludable dura entre 21 y 35 días, es poco común que sea exactamente “28” días, y su longitud generalmente varía mes a mes; excepto si se están tomando anticonceptivos hormonales, que crean un ciclo artificial de 28 días.

Muchos en la comunidad médica dicen que el ciclo menstrual es un signo vital adicional en los cuerpos de las mujeres. Por ejemplo, podemos saber si existe algún problema de salud o desbalance hormonal al observar cuidadosamente nuestro ciclo menstrual.

¿Que productos existen para manejar la menstruación?

  • Desechables: Toallas de plástico y algodón y tampones de algodón con aplicador y sin aplicador plástico
  • Reutilizables: Toallas de tela, copa menstrual, ropa interior con protector (thinx por ejemplo) y esponjas marinas

¿Que es una copa menstrual?

Es una copa flexible y reutilizable, comúnmente hecha de silicona de grado médico, de TPE (Elastómero Termoplástico) de grado médico o de caucho (Keeper Cup).

Este dispositivo se introduce en la vagina, se puede tener puesto hasta por 12 horas (según el flujo), se desocupa, se limpia y se vuelve a insertar, SIEMPRE CON LAS MANOS LIMPIAS. Una vez al mes se puede esterilizar en agua hirviendo.

Existen muchas marcas de copas menstruales, pero lo más importante al adquirir una es asegurarse de que la copa esté certificada para garantizar la seguridad de su uso, ¡CUIDADO con las copas piratas!

¿Cual es la gran diferencia entre la copa menstrual y los tampones desechables?

La copa menstrual NO ABSORBE, sino que recolecta el flujo menstrual. Esto significa que contrario a los productos desechables absorbentes, la copa no reseca la vagina ni absorbe las secreciones vaginales saludables.

 

¿Por qué utilizarla?

La lista de ventajas es larga pero se puede resumir con estos cuatro puntos:

  • Ecológica – Reutilizable, menstruación cero residuos
  • Saludable No más químicos, no más irritación, no más infecciones, no más resequedad y no más riesgo de Síndrome de Shock Tóxico
  • Práctica y Cómoda – Se puede usar hasta 12h continuas (dependiendo del flujo) y no se siente si está bien puesta y es la talla y modelo adecuados
  • Económica  – Se rentabiliza en menos de 6 meses (comparando con el precio de productos desechables) y tiene una vida útil de hasta 10 años

 

 

¿Cómo se utiliza?

La copa puede parecer grande a primera vista pero esta se introduce doblada, lo cual hace que el punto de inserción sea mucho más pequeño que el diámetro de la copa en su estado natural y más similar al tamaño de un tampón.

Hay muchísimos dobleces posibles, pero estos son algunos de los más utilizados:

  • Doblez en forma de “U” o “C”,
  • Doblez de “pico” o “punch down”
  • Doblez en forma de “7”

Dos puntos importantes al introducir la copa en la vagina:

  1. Asegurarse que quede bien abierta – el anillo o aro de la copa debe volver a ser circular y crear una succión con las paredes vaginales, puede ser necesario ayudar a la copa a abrirse, se puede rotar, pellizcar la base hasta que abra o empujar la pared vaginal hacia afuera para darle espacio a la copa de abrirse.
  2. Asegurarse que esté bien orientada – el cérvix debe quedar encima o dentro de la copa para evitar pérdidas o fugas, ya que si el cérvix está fuera de la copa, esta no podrá recolectar el flujo menstrual y caerá directamente en nuestra ropa interior.

 

Parámetros para escoger una copa menstrual

Muchas marcas indican en la caja de su producto parámetros para determinar la talla de copa adecuada. Los dos parámetros más comunes son:

  1. Edad – menor o mayor de 30 años
  2. Partos vaginales – Si/No

Yo considero que estos dos aspectos pueden ser útiles pero no son los únicos a tener en cuenta al elegir la copa ideal. Todas las vaginas son distintas y hay personas de 40 años que han tenido varios partos vaginales y utilizan una copa pequeña así como adolescentes de 12 o 13 años que utilizan una copa grande. No hay dos vaginas iguales pero si hay una gran variedad de copas menstruales de distintas marcas, dimensiones, capacidades, firmezas y formas así que lo más probable es que exista una copa que se adapte a cada vagina.

Les comparto tres parámetros adicionales que en mi opinión pueden ser un gran complemento en el proceso de elección:

  1. Altura del cérvix durante la menstruación, porque la altura del cérvix varía durante el ciclo menstrual y queremos saber su altura para elegir una copa de dimensiones adecuadas para nuestra propia anatomía.
  2. Cantidad de flujo (abundante/intermedio/ligero), esto puede ser muy subjetivo pero podemos comparar al preguntar cada cuanto se cambia un tampón o toalla regular. Una copa promedio tiene una capacidad de hasta 3 veces la capacidad de absorción de un tampón o toalla desechable regular.
  3. Fortaleza del piso pélvico, generalmente se recomiendan copas más firmes para pisos pélvicos más fortalecidos y copas más suaves para pisos pélvicos menos tonificados o personas que presenten incontinencia urinaria.

 

¿Cómo medirse la altura del cérvix?

Es fácil, solo se necesita un dedo o dos dedos, usualmente el dedo índice o el dedo medio.

Se introduce el dedo en la vagina y se mueve hasta localizar el cérvix o cuello uterino. Las paredes vaginales tienen una textura rugosa, mientras que la textura del cérvix será muy distinta, más lisa, y se puede comparar con la sensación sentida al tocarse la punta de la nariz con el dedo. También he escuchado describir el cérvix como una pequeña “dona” con un huequito en el centro o como el glande de un pene no erecto.

Es importante mencionar que el cérvix no necesariamente va a estar al fondo de la vagina, puede estar más a la derecha, más a la izquierda, más arriba o más abajo, así que si no lo encuentran inmediatamente, muevan los dedos alrededor del canal vaginal hasta localizarlo. Una vez localizado el cérvix pueden medir cuantos nudillos de su dedo tuvieron que introducir para tocarlo.

En promedio se utilizan las siguientes medidas para determinar la altura del cérvix pero también pueden medir su dedo en milímetros y comparar con las dimensiones de una u otra copa.

 

Cérvix bajo – hasta el primer nudillo

Cérvix medio – hasta el segundo nudillo

Cérvix alto – hasta el tercer nudillo

Cérvix muy alto – no se alcanza con el dedo

 

Comentarios adicionales

Finalmente me gustaría decir que como todo en la vida, empezar a usar una copa menstrual tiene una curva de aprendizaje. Una variable muy importante en el proceso de aprendizaje es relajarse, el estrés es el enemigo número uno, al actuar con tranquilidad y paciencia el proceso se hace mucho más fácil. También recomiendo, al principio, usar la copa en casa e introducirla y retirarla en la ducha, esto mientras le tenemos más confianza y aprendemos como funciona.

Es poco probable que uno compre la copa, se la ponga y se la quite el primer dia y todo funcione perfectamente. Eventualmente, cada persona encuentra la manera que más le funciona, el mejor doblez, la mejor posición y la mejor copa para ella, generalmente luego de una serie de experiencias y una fase de “ensayo y error” que puede tomar entre unos días y unos meses. Pero no hay que frustrarse ni desanimarse, la práctica hace al maestro y una vez que uno aprende a ponerse y quitarse la copa correctamente lo más probable es que nunca quiera volver a utilizar los productos desechables.

Recursos Utiles

Sé que esto puede ser demasiada información y que puede resultar difícil saber por dónde empezar. Afortunadamente ya existen muchos recursos que nos pueden ayudar a decidir si queremos o no hacer el cambio a la copa menstrual o a otros productos menstruales reutilizables.

 

Acá les dejo una lista de recursos que yo considero útiles para informarse y que pueden ayudar a tomar la decisión más adecuada:

 

Dudas o preguntas adicionales: Cristina Bernal  itiabernal rumps@gmail.com

Leave us a comment